The Limited Times

Now you can see non-English news...

Penguin Random House adquiere Simon & Schuster por 1.800 millones de euros

2020-11-26T15:05:41.276Z

El primer grupo editorial de EE UU refuerza su liderazgo mundial al incorporar al tercer gran sello norteamericano y añade a su catálogo obras de autores como Stephen King, Irving o Woodward


La sede de Random House en Londres, en 2012.LEON NEAL / AFP

Los Big Five es como en Estados Unidos se conoce a los grandes del sector editorial. Pero a partir de ahora deberá hablarse de Big Four: Penguin Random House (PRH) ha comprado Simon & Schuster por 2.174 millones de dólares (unos 1.800 millones de euros), según ha anunciado este miércoles el grupo alemán Bertelsmann, al que pertenece PRH. O lo que es lo mismo: el primer grupo editorial norteamericano ha absorbido al tercero, en una puja en la que ha logrado descabalgar al segundo, HarperCollins, filial de la News Corporation de Rupert Murdoch. O lo que es lo mismo: los editores de las exitosas memorias de los Obama o de John Grisham se han quedado con los que publican en EE UU a Stephen King, John Irving o los últimos bombazos políticos antiTrump de Bob Woodward y John Bolton.

La espectacular cifra, muy superior a las previsiones de los analistas de un sector siempre austero, da cuenta de la dimensión de la batalla que se ha librado desde que el conglomerado ViacomCBS, propietaria de Simon & Schuster, anunciara a principios de este año que quería desprenderse de su línea editorial para reducir deuda y recentrarse en su negocio invirtiendo en el Eldorado del streaming. Y es que difícilmente volverá a haber otra oportunidad de comprar una empresa de los hasta ahora cinco grandes, selecto grupo que completan Hachette y Macmillan, ambos en potentes conglomerados. HarperCollins pujaba para que la suma de su facturación (unos 923 millones de euros) y la de Simon & Schuster (683 millones de euros) le dejara a escasos centímetros del liderazgo de PRH (1.846 millones de euros) en el mercado estadounidense.

El grupo líder norteamericano no ha querido arriesgarse y el resultado es que la venta de la histórica Simon & Schuster (creada en 1924) se ha convertido en la mayor adquisición en la edición comercial en EEUU desde que, precisamente, HarperCollins pagara hace seis años 382 millones de euros por el grupo Harlequin, especializado en literatura romántica. En la golosa puja también había aparecido el conglomerado multimedia francés Vivendi (que recompró hace dos años el grupo editorial Editis al español Planeta), que veía en la operación una magnífica oportunidad para entrar por la puerta grande de la edición en EEUU. La adquisición se ratificará en el segundo semestre del año próximo, tras ser sancionada por las autoridades de la competencia estadounidense, que analizarán una situación que implica que PHR y Simon & Schuster tengan casi un 20% de la cuota de mercado del libro en EEUU y PRH pase a facturar casi el triple que su segundo gran competidor.

En el ámbito más literario, PRH incorpora con Simon & Schuster, amén de una plantilla de unos 1.400 trabajadores, unos dos mil títulos anuales a partir de la labor de 35 sellos editoriales, que hace sólo dos años proporcionaron 28 títulos que fueron número uno en la prestigiosa lista de los más vendidos de The New York Times. Y lo que es más importante: un catálogo de 35.000 obras, potencial contenido con el que alimentar el omnívoro sector audiovisual, desde audiolibros a series para plataformas o guiones de películas, dos de los nuevos y grandes filones del sector.

La adquisición de Simon & Schuster no hace más que reforzar la decidida apuesta de PRH y de su casa matriz Bertelsmann por consolidar su dominio en el ámbito de la edición de librerías no sólo en el mercado norteamericano sino también a nivel mundial. En esa línea se enmarcaría la adquisición completa, el pasado abril, de las últimas participaciones que el grupo inglés Pearson tenía en PRH tras la fusión iniciada en 2013. Y la propia aportación que ahí hará Simon & Schuster, que cuenta también con presencia en Canadá, Reino Unido (noveno grupo de mayor venta), Australia y la India, donde PRH también está invirtiendo en los últimos años como una de las últimas grandes bolsas de potenciales lectores en lengua inglesa.

Para resquemor de otros eslabones de la cadena del libro (autores y traductores, mayormente) ante la concentración de oferta que comporta la compra de Simon & Schuster, Bertelsmann afianza más si cabe su cuarta posición en el ranking de las editoriales más grandes del mundo, sólo superado por conglomerados editoriales de libros técnicos, científicos o del mundo de la enseñanza. Sin añadir los de esta última operación, PRH abraza ya unos 320 sellos editoriales (43 de ellos en el ámbito de lengua castellana, desde Penguin Random House Grupo Editorial), que producen unos 15.000 libros al año y que venden en más de un centenar de países. Con Simon & Schuster ensanchará así la brecha con Hachette (sexto del mundo) y la propia HarperCollins (novena). Simon & Schuster era la 27ª.

La crisis generada por la pandemia y la alta cifra finalmente abonada por PHR en la operación hacen pensar a los analistas que 2021 será un año de adquisiciones y de fusiones en el sector. Como pronto, y dentro del mercado estadounidense, no se descarta que HarperCollins se consolara con la compra de la división de librerías del sello Houghton Mifflin Harcourt, que cuenta con una reconocida área de libro educativo, lo que explica que sea el 15º grupo editorial más potente del mundo. La inversión sería de apenas unos 319 millones de euros. Y así seguiría la pugna entre los ya solo Big Four.

This news is expired in our cache, please access its source.

Source: elparis

Similar news:

You may like

Life/Entertain 2020-11-26T04:44:07.853Z

Trends 24h

Life/Entertain 2021-01-21T17:01:45.467Z

Latest

© Communities 2019 - Privacy